Presupuestos participativos del Ayuntamiento de Girona

03/04/2018

Queremos dejar constancia de un agravio importante para nuestro colectivo sobre la esencia de los presupuestos participativos del ayuntamiento de Girona.

Estos se están utilizando para hacer obras de supresión de barreras cuando esta actividad ya tendría que estar cubierta presupuestariamente por el ayuntamiento.

Según la presentación de los presupuestos participativos del ayuntamiento de Girona: “el Presupuesto Municipal prevé una partida para los barrios y se acordó que sería sometida a participación ciudadana” y según el Reglamento de presupuestos participativos de los barrios: “las Asambleas de Barrio tendrán como función realizar propuestas para su barrio y priorizar cinco de acuerdo con la cantidad asignada según con el reparto que habrá hecho la Comisión Mixta de la Ciudad. Estas propuestas tendrán que corresponder a materias que sean competencia del Ayuntamiento, no superar la partida asignada en cada barrio y ejecutarse técnicamente. Será competencia del Equipo de Valoración Técnica y Económica comprobar este requisito”.

Esto entra en una clara contradicción con la Ley de Accesibilidad de la Generalitat de Catalunya de octubre de 2014 (BOPC Núm. 406 del 9 de octubre).  Su Artículo 5 sobre Competencias municipales, en el apartado b, señala: “Elaborar, aprobar y ejecutar el plan municipal de accesibilidad y las revisiones correspondientes, así como aquellos planes de actuación y gestión en ámbitos concretos con afectaciones en materia de accesibilidad. Anualmente, se preverán las actuaciones a llevar a cabo y el presupuesto correspondiente”. 

En el año 2016, en el barrio de Sant Narcís de Girona, dentro de los proyectos en ejecución, según la memoria de actividades publicada por el ayuntamiento, encontramos: “Ampliación de las aceras de la calle Ramon Muntaner entre Francesc Artau y Pare Coll (51.500€)” y en el año 2017 el mismo barrio y también dentro de los proyectos en ejecución: “Mejora de la acera del  número 6 al 12 de la calle Cristófor Colom (presupuesto 6.000€).

Consideramos que la supresión de barreras arquitectónicas no es una demanda del barrio, es una obligación, no es una mejora, es una necesidad, no es competencia de los vecinos y vecinas, es del equipo de gobierno municipal. 

Anna Ma. Guillén Pardo
Vicepresidenta de MIFAS

Comentarios