GiroPark dará trabajo a 10 personas para el control de zonas de estacionamiento regulado de Palamós

28/08/2020
MIFAS

Para esta adjudicación, Giropark ha tenido que competir con empresas mercantiles con ánimo de lucro, ya que el concurso no preveía ninguna cláusula Social que favorece los Centros Especiales de Trabajo.

El Centro Especial de Trabajo Giropark, perteneciente al Grupo MIFAS, ha ganado el concurso público para gestionar las zonas de estacionamiento con horario limitado, de Palamós. Con este servicio, gestionará cuatro años más, cerca de un millar de plazas de aparcamiento entre zonas azules, verdes y rojas y dará empleo a 10 personas con discapacidad física.

El contrato se prevé iniciar este otoño y se alargará durante los próximos dos años, más dos prorrogables.

Las cerca de 1.000 plazas de estacionamiento tarifado están repartidas por el municipio, en concreto en el barrio de la Playa, en el sector Palamós Mejora y en la Arboleda. El control lo llevarán a cabo 10 personas con discapacidad física, todas ellas surgidas de la Bolsa Laboral que gestiona MIFAS.

La novedad de este año es que GiroPark aportará todo su conocimiento, pero el 100% de la recaudación irá íntegramente para el Ayuntamiento de Palamós.

Para poder mantener la gestión del contrato, GiroPark ha tenido que competir con empresas mercantiles con ánimo de lucro, algunas de las cuales cotizan en el IBEX 35, ya que en el pliegue del concurso no se ha incluido ningún tipo de cláusula social que favorezca la contratación responsable.

GiroPark ha tenido que hacer la mejor propuesta económica a la baja, hará inversiones por valor de unos 200.000 €, y asumirá todos los costes de funcionamiento, nóminas y de gestión, a cambio recibirá una retribución para prestar todos estos servicios durante los años de vigencia del contrato.

MIFAS remarca la dificultad de competir con grandes empresas, y en concursos donde exclusivamente se debe ofrecer el precio más bajo, y puntualiza que su valor añadido en la prestación de servicios públicos es que las ganancias retornan a las personas con discapacidad a través de sus servicios y promueve el empleo de personas con dificultades para entrar en el mundo laboral. Por eso defiende la necesidad de aplicar cláusulas sociales y / o contratos reservados a CET, y así dar cumplimiento a la nueva Ley de Contratos del sector público, que prevé que se deben reservar para Ley un mínimo de contratos a favor de Centros especiales de Trabajo para fomentar la contratación socialmente responsable, como sí están llevando a cabo en los últimos tiempos algunos Ayuntamientos como los de Salt, Santa Coloma de Farners o Barcelona.

Actualmente, la entidad cuenta con más de 5.300 personas asociadas de las comarcas de Girona y da trabajo a cerca de 400 personas en todo el grupo.

Comentarios