Con el tiempo, todo se pone en su lugar

22/05/2018

Al final el tiempo, pone a todos en su lugar y, al final de casi 5 años, se ha demostrado que la adjudicación del concurso de la zona azul a la empresa Setex fue un fracaso y la oferta aceptada por el ayuntamiento era irrealizable.

En el pleno de esta semana se ha acabado aprobando una reclamación de más de 75.000€ a la empresa de Madrid por incumplimiento y además se exige que desmonten los 300 sensores de aparcamiento que ofrecieron. Tranquilos, serán rápidos de desmontar ya que no colocaron casi ninguno. Ahora, se tendrá que ver si los dos coches que ofrecieron se los han quedado el ayuntamiento o  no. O donde están todas las señales verticales que prometieron entre otras cosas.

En su día, a algunos les pareció que las críticas de MIFAS con este concurso eran debido al enfado de haberlo perdido. Y no, no era así. Era porque ya vimos que aquí había cosas extrañas y nos preocupaba que la ciudad de Girona, donde nos conocemos todos, las cosas no se hicieran de forma clara.

Hoy echo de menos autocrítica de unos políticos que primero aceptaron una oferta temeraria y después una municipalización exprés. Pero sobretodo, echo de menos las explicaciones de los técnicos que dieron el visto bueno al concurso. Porque estaba claro que esto pasaría y, o no lo veían, o había otros intereses que desconocemos. Las dos cosas son terribles para los ciudadanos y para la ciudad.

Y en un ejercicio de no transparencia del ayuntamiento, no se publican los números económicos reales de la explotación de la zona azul.

Desde MIFAS seguiremos trabajando por un modelo de ciudad más social e inclusiva para todos.

Albert Carbonell
Presidente Grup MIFAS

Comentarios