Programa dirigido a personas que, por su discapacidad física, no pueden realizar por si solas, muchas de las actividades de la vida diaria necesitando ayuda de tercera persona, unas horas al día, (higiene personal, ir de compras, limpieza del hogar, comidas, entre otras).

Es un servicio preventivo que evita situaciones de riesgo social o deterioro de la persona, favoreciendo la inserción en su entorno habitual, complementando la red familiar y otras redes informales con las que cuente.