21/07/2015

Recomendaciones ante la ola de calor

Las altas temperaturas de los últimos días hacen que tengamos que extremar las precauciones y tomar medidas que nos ayuden a evitar peligros para la salud.

Así pues, os facilitamos una serie de recomendaciones ante la ola de calor que evitará agravar una enfermedad crónica o provocar deshidratación y agotamiento.

En casa
Controlad la temperatura
• Durante el día, cerrad las persianas de las ventanas donde toca el sol.
• Por la noche, abrid las ventanas de casa para refrescarla.
• Estad en las habitaciones más frescas.
• Recorred a algún tipo de climatización (ventiladores, aire acondicionado). Si no tenéis, mirad de pasar como mínimo dos horas al día en lugares climatizados (centros comerciales, cines, etc.).
• Refrescaros a menudo en duchas, toallas mojadas con agua, etc.
• Bebed agua fresca de forma regular aunque no tengáis sed.
• Si tenéis una animal de compañía, procurad que no esté al sol e hidratarlos.

En la calle
Evitad el sol directo
• Llevad una gorra o un sobrero.
• Utilizad ropa ligera (algodón), de colores claros y no sea ajustada.
• Procurad caminar por la sombra y descansad en lugares frescos de la calle o en espacios cerrados que estén climatizados.
• Llevad agua y bebed a menudo.
• Mojaros un poco la cara y, también, la ropa.
• Evitad salir en las horas de más calor.

En el coche
• Evitad viajar en coche durante las horas de más calor; llevad siempre líquidos para hidrataros.
• No dejéis nunca los niños ni las personas especialmente vulnerables en el interior del vehículo con las ventanas cerradas. Tampoco dejéis dentro del coche con las ventanas cerradas a los animales de compañía.
• Cuando hagáis un viaje largo, parad periódicamente para descansar y refrescaros.
• Poned especial atención a los cambios repentinos de temperatura que se producen en entrar y salir del vehículo.

En las comidas
• Haced comidas ligeras, evitad las comidas muy calientes y las que tienen muchas calorías (salsas, fritos, rebozados).
• Tomad alimentos ricos en agua (frutas, verduras y hortalizas); os ayudarán a recuperar las sales minerales perdidas por el sudor.
• Bebed mucha agua y zumos de fruta a lo largo del día, aunque no tengáis sed.
• No toméis bebidas alcohólicas.