20/02/2015

MIFAS detecta carencias de accesibilidad en una obra nueva realizada en Lloret de Mar

MIFAS redactó un informe, que presentó al ayuntamiento, contando las carencias que había pero el ayuntamiento se ha excusado diciendo que era obra menor.
Foto: Diari de Girona

El Ayuntamiento de Lloret de Mar ha construido un nuevo pasaje que conecta la carretera de Blanes con la calle del Rieral y ha hecho obras en el entorno del Centro Cívico Can Sabata que no son accesibles.

El pasado mes de octubre, la Associació MIFAS  se encargó de hacer una visita in situ a estos espacios y de redactar un informe elaborado por la arquitecta de la entidad que demuestra que las obras realizadas no siguen la Ley de Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas vigente y por lo tanto, se discrimina a las personas con movilidad reducida en el acceso y utilización de espacios públicos urbanizados.

El pasaje presenta carencias a nivel de pavimento. En este caso se ha utilizado arenisca que debido a la topografía del terreno y al diseño del proyecto, se desplaza formando resaltes cuando llueve y dificulta el acceso a las personas con movilidad reducida. Tal y como marca la normativa, el terreno tendría que ser duro, estable y antideslizante en mojado y seco. Además la pendiente longitudinal es  muy superior al 6%.

El ayuntamiento de Lloret de Mar, una vez recibido nuestro informe, responde que las obras pretendían dotar de jardines el espacio, hacerlo más agradable al paso de las personas, así como recoger de manera más eficiente las aguas de la lluvia para que afectase de manera menos importante la arenisca que forma la superficie y que se ha procurado suavizar tanto como ha sido posible las pendientes.

Nuestra entidad exige que se cumpla la normativa para que todo el mundo pueda tener acceso a los espacios públicos.