17/01/2013

El Tren de Alta Velocidad (AVE)

¡Por fin! Después de mucho tiempo esperándolo, ya lo tenemos aquí. El Tren de Alta Velocidad (AVE), parecía que no llegaría nunca.

La pregunta que nos hemos hecho todos los usuarios que vamos en silla de ruedas es: habrá las infraestructuras necesarias que garanticen nuestra accesibilidad y nuestra mobilidad? En una visita guiada que me han organizado, he podido comprobarlo y he aquí los resultados.

Vayamos paso a paso. Si quieres utilizarlo (y necesitas ayuda) tienes que llegar a la Estación unos 40 minutos (aprox.) antes de la salida del tren y pasar primero por el departamento de Atención al Cliente, para poder avisar los servicios de Atendo que te ayudaran a subir al tren. Cuando ya te dispones a ir hasta el andén correspondiente, coge el ascensor de la Estación del AVE hasta la planta “-1” donde pasaréis el control de billetes y una vez cumplido este trámite, tienes que coger otro ascensor hasta la planta “-4” y ya habreis llegado.

Una vez en el andén, el trabajador de Atendo te pondrá la plataforma elevadora (si vas en silla) y podràs acceder al vagón. El asiento reservado tiene delante una mesita para un uso personal. El lavabo está perfectament adaptado y, además, se encuentra justo al lado del vagón restaurante.

En definitiva, en qué hemos salido ganando? A nivel de autonomia en nada, porqué el vagón y el andén siguen estando a diferents alturas. No obstante, lo que sí és realmente importante y es necesario destacar es que ahora no estamos obligados a llamar el día antes de viajar para solicitar el personal d’Atendo, así como también el hecho de haber podido recuperar este servicio media hora antes de salir. Por cierto, y antes que se me olvide...se ha ganado, sobretodo, en comodidad y tiempo!

Anna Ma. Guillén, Secretaria de la Asociación MIFAS.

Comentarios