27/11/2015

Ascensores más seguros

Con la entrada en vigor de las nuevas normativas, ¿cómo debo adecuar mi elevador o montacargas?

En los últimos meses se han incrementado las medidas de revisión y control de los ascensores. Recientemente, el cambio de normativa sobre elevadores domésticos y montacargas para personas ha provocado una avalancha de reclamaciones. En la mayoría de los casos, el propietario de uno de estos elevadores se encuentra con que debe adecuar su elevador a los nuevos parámetros de seguridad, que equivalen este tipo de soluciones a los estándares de un ascensor. Ello implica, entre otras cosas, dotar su elevador o montacargas de sistemas complejos, como una caja de cuñas o teléfono de emergencia, tal y como marca la actual normativa. 

Ello se traduce en que miles de personas se ven afectadas por un cambio legal que les obliga a reformar su elevador, sin saber muy bien por qué o qué tipo de intervención debe realizar. Además, son muchas las empresas que han avisado con un escaso margen a los propietarios, poniéndolos entre la espada y la pared, exigiéndoles además un sobrecoste por tratarse de una medida urgente.

 ¿Cómo puedo hacer más seguro mi ascensor-elevador?

Hasta la fecha, montar un elevador doméstico o un montacargas para personas era una solución útil e incluso recomendada para las personas que, por vivir en una casa o finca privada, necesitaban de un ascensor. Estos últimos pero requieren de una revisión periódica, mucho más exhaustiva que la de un elevador, y además deben cumplir con una serie de elementos que los encarece considerablemente. Por ello, muchas personas optaron por instalar un elevador o montacargas por tratarse de una solución más económica y que aparentemente ofrecía los mismos resultados.

A fecha de hoy pero, con la nueva ley, la equivalencia de los elevadores y montacargas a la categoría de ascensor obliga a los propietarios a adecuar su producto con una serie de elementos enfocados a garantizar la seguridad de los pasajeros. Y es que, en muchos casos, la mayoría de elevadores o montacargas carecían de mecanismos de seguridad básicos. Por ejemplo, el hecho de no tener una caja de cuñas implica que si el cable traccionador se parte, la cabina se desploma hasta impactar contra el suelo sin ningún tipo de freno.

Por ello, para hacer más seguro el ascensor-elevador (porqué la ley obliga a ello) el primer paso que debemos tomar es contactar con la empresa que instaló la máquina. Ya se trate de un elevador antiguo o moderno, debemos asegurarnos por escrito que cumple con la normativa vigente y con las previstas para entrar en vigor en los próximos 2 años. La empresa instaladora deberá ser quién nos ofrezca la solución.

Por otra parte, cabe señalar que no todas las empresas instaladoras existen a día de hoy. En este caso, debemos acudir a una empresa de ascensores, que cuente con un equipo técnico y especializado en adecuaciones de ascensores. En cualquier caso, ésta deberá ofrecernos la posibilidad de adaptar nuestro ascensor con las piezas originales del fabricante o de igual calidad, siempre homologadas y con su respectiva garantía.

Si, por otra parte, la adecuación supone un coste elevado o dudamos de su honestidad, siempre es recomendable buscar una segunda opinión. En cualquier caso, el tipo de intervención será similar, pero deberemos exigir siempre la máxima profesionalidad y garantía de seguridad ya que está en juego la vida de los ocupantes.

Si buscas asesoramiento o necesitas adaptar tu elevador o montacargas, puedes contactar con Válida sin barreras, empresa patrocinadora de la Sección Deportiva del Grup MIFAS. Válida sin barreras dispone de un equipo de profesionales especializado a tu servicio y ofrece asesoramiento legal y técnico con cobertura en toda España.

Llámalos al 900 414 000.